Inventario de una empresa

El inventario de una empresa es un registro de las cosas tangibles que tiene a la mano, ya sea para su procesamiento, venta, uso o cualquier otra razón que asegure la prestación de servicios a los clientes.

El control del inventario es un componente crítico del desarrollo tanto en las grandes como en las pequeñas empresas, así como del control de costos y de la rentabilidad en cualquier empresa hotelera o turística. Una mala gestión puede provocar el descontento de los consumidores por la no satisfacción de la demanda, así como problemas financieros que pueden llevar a la empresa a la quiebra.

Las materias primas, los productos en curso y terminados, los productos para la venta, los materiales y las piezas de recambio consumidos en la creación de productos manufacturados o utilizados en la prestación de servicios se incluyen en las existencias del inventario.


Inventarios periódicos

Este es el método más popular entre las microempresas, y supone el recuento físico de las existencias. Se utilizan métodos manuales o sistemas informáticos más sencillos. Este enfoque no proporciona a las organizaciones un acceso rápido al valor del inventario, ya que depende de la frecuencia de los recuentos. Pueden ser de carácter mensual, trimestral, semestral o anual. Esto indica que los datos del recuento no siempre serán correctos o estarán actualizados. Además, hay que tener en cuenta que el recuento físico de miles de mercancías es difícil y requiere mucho tiempo, por lo que las empresas sólo lo hacen una vez al año.

Inventarios permanentes

Todos los movimientos internos de entrada y salida de stock se registran constantemente en el sistema de inventario permanente. Esto permite determinar rápidamente el beneficio bruto de la empresa. Al menos una vez al año, es necesario realizar un recuento físico de los activos para garantizar que los datos coinciden con los registros contables. Además, en este sistema se requiere un mecanismo que permita incluir los costos de los productos, las entradas y salidas, la facturación, las compras y las ventas.